Notas de prensa

Las 10 peticiones más raras de los europeos cuando viajan en avión | Rumbo

Por  | 
  • Azafatos sexis, chocolates a bordo o poder sentarse mirando hacia atrás, entre las peticiones más surrealistas. Los más exigentes son los que viajan en pareja por su luna de miel.
  • El 15% de las “peticiones especiales” recibidas por Rumbo al reservar un vuelo son extravagantes o inútiles.
  • Los españoles ocupan el tercer lugar entre los europeos en número de solicitudes extravagantes o inútiles (17,5%), sólo por detrás de los franceses (30,7%) y los italianos (19,5%). Británicos y alemanes les siguen de cerca, con un 16,3% y un 16% respectivamente.
  • Rumbo revela 5 trucos para sacar el máximo provecho a un vuelo y ahorrar dinero al mismo tiempo.
  • Una de cada tres solicitudes especiales está relacionada con el equipaje (29%). Por eso, para ayudar a los españoles a hacer bien la maleta, Rumbo ha preparado una lista con consejos sobre lo que se permite o no a bordo.

 

Ya lo dice el refrán: “quien no llora, no mama”, y cuando se trata de viajar en avión, los españoles se lo toman al pie de la letra, echan a volar su imaginación y se ponen más exigentes que nunca para convertir su viaje en una experiencia memorable. De hecho, los españoles ocupan el tercer lugar entre los europeos en número de peticiones extravagantes o inútiles (17%), sólo por detrás de los franceses (31%) y los italianos (19%). Es lo que ha revelado la agencia de viajes online Rumbo, que ha analizado todas las reservas de vuelos efectuadas por sus usuarios en 2016 y ha elaborado un Top 10 con las peticiones más extravagantes, acompañadas por un divertido vídeo.

Un 15% de las “peticiones especiales” recibidas de los usuarios que reservan un vuelo son extrañas o sin sentido y un tercio de estas solicitudes están relacionadas con el equipaje (29%), lo que demuestra que los europeos no están familiarizados con lo que pueden o no pueden llevar a bordo de un avión.

Estos son los 5 tipos de solicitudes más frecuentes entre los europeos al reservar sus vuelos:

  1. Equipaje – 29%
  2. Asistencia médica – 21%
  3. Peticiones absurdas / extravagantes – 15%
  4. Comida – 12%
  5. Asiento – 7%

Con respecto a las peticiones extravagantes, la mayoría vienen de parejas y, más en concreto, de aquellas que se van de luna de miel. Entre las más frecuentes, pedir un aumento a primera clase, sólo porque se acaban de casar. Pero hay quienes van más allá, como un matrimonio que pidió que sus asientos estuviesen decorados de una forma especial, para que todo el mundo supiese que se iban de luna de miel.

Otros tipos de solicitudes muy frecuentes son las relacionadas con el menú. Hay pasajeros que piden que en la carta sólo haya comida sana, mientras que otros piden chocolate. Y por último están esos pasajeros que se preocupan, sobre todo, por la tripulación que les atenderá a bordo. Una pasajera llegó a pedir “azafatos sexis, muy sexis”, para superar el estrés que le producía estar a varios miles de kilómetros sobre la tierra.

Estas son las 10 peticiones más raras recibidas por Rumbo en 2016:

  1. Puedo usar el tobogán en lugar de la escalera para bajar del avión, ¿verdad?
  2. Voy a viajar con un peluche gigante. Pero no se preocupen, no necesitará comida.
  3. Aseguraos de que me atienda un azafato sexy. Muy sexy. 😀
  4. ¿Me puedo sentar mirando hacia atrás, como los azafatos? Es que me mareo…
  5. Necesito saber quién se va a sentar a mi lado. ¡Odio viajar con extraños!
  6. Buenas tardes. ¿Me puedo sentar con el piloto, por favor? Es mi cumpleaños.
  7. Sólo para avisaros: mi novio tiene gases. Muchos gases.
  8. Sé que es un tema espinoso, pero… ¿puedo llevar un cactus en mi equipaje?
  9. Es nuestra luna de miel. Así que tratad a mi mujer como a una reina, chavales.
  10. Nada de comida para mí. Sólo bombones (pero que no lleven café, ¡puaj!)

“Ya sea para llegar a un destino vacacional o cuando se trata de un viaje de negocios, el vuelo es para los viajeros una oportunidad de relax y disfrute, tal y como demuestran las peticiones de nuestros clientes, que cada vez ponen más atención a los detalles para hacer su experiencia de altura aún más cómoda” – comenta Fabio Cannavale, cofundador y CEO de lastminute.com group -. “Nosotros hacemos siempre todo lo posible para responder a cualquier tipo de necesidad desde el mismo momento de la reserva, pero hay peticiones tan originales y bizarras como inevitablemente surrealistas, y por eso hemos querido compartirlas con un video igualmente curioso y divertido”.

Para los españoles, la imaginación es el límite cuando se trata de convertir un viaje en una experiencia única, pero a veces tampoco hace falta ser tan ambicioso. Los expertos en vuelos de Rumbo recomiendan cinco trucos que ayudarán a los pasajeros a disfrutar todavía más del vuelo, empezando por el bolsillo:

  1. Vuela entre semana

Evitar los lunes por la mañana y los fines de semana tiene recompensa para el bolsillo. Los martes, miércoles y jueves son días de menor ocupación en los aviones, y esto significa precios más bajos.

  1. Paga un poco más para que te traten como a un VIP

¿Por qué esperar hasta el aterrizaje para relajarse? Muchos aeropuertos ofrecen acceso a sus salas VIP pagando un poco más. En lugar de esperar junto a la puerta de embarque, se puede disfrutar de un cómodo salón con comida y bebida ilimitada, wifi gratuito, revistas y periódicos. Un plan perfecto para antes del vuelo, que sin duda ayuda a relajarse.

  1. Reserva de madrugada

Los sistemas de vuelos se actualizan a primera hora de la madrugada, por lo que las reservas bloqueadas durante la noche que finalmente no se completan (frecuentemente por viajes de trabajo) se liberan. Esto ocurre alrededor de la 1 de la mañana, por lo que merece la pena quedarse en vela, y es que cuanto antes reserves a partir de esa hora, más dinero ahorrarás.

  1. Despega temprano por la mañana

Los vuelos de la mañana, especialmente los que salen antes de que la mayoría de la gente haya dado un sorbo a su café del desayuno, son a menudo más baratos y los que más probabilidades tienen de salir puntuales. Aunque no existen garantías de que tu vuelo no se retrase, salir temprano es a menudo sinónimo de no tener que esperar.

  1. Hazte con los precios más bajos a principios de año

El momento más barato para reservar una escapada es a principios de año, especialmente en febrero, con las segundas rebajas. De hecho, a menudo hay ofertas de vuelos y dos noches en un hotel por menos de 100 euros en muchos destinos, como Lisboa, Bruselas, Marrakech u Oporto. Y si estás harto del frío, siempre puedes echar un vistazo a nuestra guía para partir en busca del sol. ¡Haz clic aquí para descubrirlo!

 

Para evitar errores a la hora de hacer tu equipaje, lee los consejos de Rumbo haciendo clic aquí.

Descarga el vídeo “Las 10 peticiones más surrealistas que hemos recibido” haciendo clic aquí.